8.12.15

Reflexión: cuida de tu pareja

El otro día en los cursillo prematrimoniales, nos dedicamos al matrimonio y nos dieron una lectura que me encantó y quería compartirla con vosotros


De todos los amores familiares, de todos los lazos que tenemos con nuestra gente, de todos los puentes que tenemos, el amor más débil que existe es el de la pareja. Dado que no hay consanguíneidad, hay que darlo todo para conseguir algo. Es como cuidar una flor delicada. Si la flor no se riega, se muere, y si se riega mucho también. Hay que saber cuidar una flor. 

En cambio, el lazo con el padre, la madre y el hijo es como tener un "Cují coreano", una planta que no necesita regarse. Son relaciones que tal vez nadie riega, pero están ahí, aguantan el paso del tiempo. A veces no son muy bonitas pero están ahí. Eso que llamamos amor eterno, se puede dar con el papá, la mamá, un hijo, un hermano,....






Por eso, de todos los amores, el de pareja es el "más discapacitado", es del que tengo que estar más pendiente porque necesita más atención. Mientras que  el amor de los padres y de los hermanos, es independiente, el amor de pareja es dependiente, tengo que alimentarlo todos los días, pues no se mantiene solito. Sólo así, alimentándolo cada día, conseguiré que sea un amor "hasta que la muerte nos separe".


Lo he acortado para que no sea tan largo,saco en conclusión que a veces y me pongo la primera por diversas circunstancias no nos acordamos de regar nuestra pareja, creo que es una buen tema de reflexión, sobre todo ahora que acaba 2015 y empieza 2016. 


¿Qué os parece? Buen día y sed felices. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría saber que opináis :D